Recetas de natillas

Cómo hacer natillas caseras

Natillas veganas

Natillas veganas

Esta es una receta sencilla y básica de natillas veganas, y probablemente la más fácil de hacer en casa que encontrarás. La uso en muchas de mis recetas de postres, y después de que domines los pasos, no habrá nada que te impida preparar un postre cremoso, sin ingredientes de origen animal.

Durante mucho tiempo pensé que sería imposible crear una versión vegana de las natillas, cuyos ingredientes principales son los huevos y la leche o nata, tanto que ni siquiera pensé en intentarlo.

Afortunadamente, cualquier ingrediente se puede reemplazar, y las bebidas vegetales, junto con la harina de maíz (un espesante natural), un poco de jarabe de arce para darle dulzor, y zumo de naranja, crean unas natillas estupendas.

Puedes servirlas cubiertas con cualquier fruta de temporada o simplemente en platos individuales con un poco de canela o una galleta.

Es fácil de preparar, requiere sólo 4 ingredientes básicos y se tarda menos de 10 minutos en prepararse.

Estas natillas veganas también es muy versátiles. Puedes convertirlas en natillas de vainilla, simplemente añadiendo las semillas de una vaina de vainilla.

Incluso puedes reemplazar el zumo de naranja por leche de coco, y añadir una cucharada de zumo de limón en su lugar. O puedes agregar una o dos gotas de extracto de almendras en lugar del zumo de limón. ¡Juega con los sabores tanto como quieras!

Lo que vas a necesitar

  • 170 ml de leche de coco
  • 170 ml de zumo de naranja recién exprimido
  • 2 y 1/2 cucharadas de harina de maíz
  • 2 cucharadas de jarabe de arce, o más al gusto

Cómo hacer natillas veganas

Mezcla la leche de coco, el zumo de naranja y el jarabe de arce en una cazuela pequeña o cazo a calentar a fuego medio.

Saca 4 cucharadas de la mezcla y ponlo en un recipiente. Añade la harina de maíz en el recipiente y remuévelo hasta que la harina esté completamente integrada.

Una vez que los ingredientes de la cazuela lleguen a ebullición, retira la cazuela del fuego. Empieza a batir los ingredientes con unas varillas y añade la mezcla de harina de maíz.

Devuelve la cazuela al fuego, reduciendo la temperatura al mínimo. Continua batiendo hasta que la crema empiece a burbujear. Retíralo del fuego y continúa batiéndolo un minuto más.

Esto asegurará que las natillas mantengan una textura suave y lisa, y que no se formen grumos no deseados. Vierte las natillas en recipientes individuales y guárdalo en la nevera durante un par de horas para que se enfríe y espese.

CONSEJO

Obtengo mejores resultados cuando vierto las natillas directamente en los recipientes individuales una vez cocinada, en vez de esperar a que se enfríe primero.