Recetas de natillas

Cómo hacer natillas caseras

Tarta de natillas

Una tarta de natillas dulce y cremosa, horneada perfectamente en su punto. Las natillas son muy rápidas y sencillas de hacer. Además se pueden utilizar para tomarlas solas, o en tartas, como la receta de hoy.

Si quieres ahorrar más tiempo, compra la masa de hojaldre en el super.

Tarta de natillas

Ingredientes que vas a necesitar para hacer la receta:

Para la masa de hojaldre:

  • 190 gramos de harina
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 1/4 cucharadita de sal fina
  • 100 gr de mantequilla sin sal fría
  • 60 ml de agua fría con hielo
  • 1 cucharadita de aceite de girasol frío

Para el relleno de natillas:

  • 750 ml de leche
  • 150 gr de azúcar
  • 4 huevos grandes
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla puro
  • 1/4 de cucharadita de nuez moscada molida
  • 1 pizca de sal

Procedimiento:

  1. Prepara la masa. Mezcla todos los ingredientes y amásalos con las manos hasta que tengas una masa manejable. Sobre una superficie enharinada, estira la masa con un rodillo hasta que tenga un grosor de 1 cm o centímetro y medio. Estira la masa sobre un molde para tartas de 22 cm de diámetro. Enfría la masa en la nevera hasta que la vayas a utilizar.
  2. Calienta el horno a 180 ºC, haz unos agujeros en la masa con un tenedor y mete la masa de hojaldre en el horno durante 10 minutos. Lo ideal es que pongas unos pesos para que no se levante al cocinarse.
  3. Mientras tanto, prepara las natillas. Calienta la leche en un cazo hasta que empiece a aparecer una capa en la parte superior.
  4. En otro recipiente, mezcla los huevos, el azúcar, la vainilla, la nuez moscada y la sal, sin batir demasiado para no incorporar aire a la mezcla y nos quede lleno de agujeritos.
  5. Añadimos lentamente 1/3 de la leche caliente a la mezcla de huevo y removemos. Esto atempera los huevos. Pero hay que hacerlo muy despacio, sino los huevos se cuajarán y tendrás huevos revueltos en las natillas.
  6. Sigue añadiendo el resto de la leche, batiendo lentamente hasta que las natillas empiecen a espesar.
  7. Vierte las natillas en la masa precocinada y enfriada parcialmente. Cubre los bordes de la masa con papel de aluminio para que no se quemen.
  8. Introduce la tarta en el horno, en la parte inferior, y hornéalo durante 20 minutos. Abre la puerta y gira la tarta 180 grados. Sigue horneando la tarta otros 15 minutos hasta que esté cocinada por el centro. Al fina la tarta tiene que tener un relleno firme, con los bordes un poco hinchados y de un bonito color dorado.
  9. Deja que la tarta enfríe completamente antes de servirla o introdúcela en el frigorífico para que lo haga más rápidamente.

Consejo.

Utiliza yemas de huevo para hacer unas natillas más ricas y cremosas. O los huevos enteros para dar más estructura a las natillas.